Aprender en kínder Kidú es divertido
La aventura de crecer
Comparte en:

Aprender en kínder Kidú es divertido

Ver crecer a tus hijos es la mayor ilusión que tienes; sueñas con verlos convertidos en personas exitosas, pero te preocupa que el proceso para aprender sea divertido y que lo disfrute al máximo, ya que la niñez es la mejor etapa de su vida.

 

Desde que nacen tus hijos comienzan a aprender de todo lo que los rodea, de hecho, el pedagogo J.A Comenio decía que todo se debe poner a disposición de la vista, el tacto, el gusto, el olfato y el oído de los niños, pues captan todo lo que perciben con sus sentidos.

 

Ahí está el secreto, un pequeñito no aprende con conceptos; lo hace por medio de juegos y actividades que estimulan sus movimientos por medio de sonidos o canciones y de juguetes coloridos u objetos que llaman su atención. 

 

Es más divertido descubrir las formas geométricas a través de un juego en el que tenga que encajar piezas llamativas en el espacio que corresponden, a enseñarle que el triángulo tiene tres lados, sencillamente no va a entender el concepto.

 

Por eso, es importante que elijas un kínder como Kidú, en donde cada niño aprende de forma divertida, a través de juegos y dinámicas y siempre con el cuidado de nuestras amorosas maestras que lo quieren tanto como tú.

 

Sabemos que el proceso de crecer, conocer y descubrir el mundo que se da en los primeros años de vida de tus hijos se llama neurodesarrollo. En pocas palabras es el crecimiento y maduración de su cerebro y cubre 3 grandes aspectos:

 

  1. El conocimiento de su cuerpo

    kidu-conocer-su-cuerpo

    A esta parte del crecimiento de tus hijos formalmente se le llama desarrollo neuromotor.

    ¿Has visto niños que caminan encorvados y cuando se les pide caminar correctamente, simplemente no saben cómo? Bueno, probablemente sea porque no son conscientes de su cuerpo. No saben cuál es la postura correcta y cuál es la sensación que se tiene cuando adopta esa posición.

     

    ¿Has visto niños que no saben botar una pelota? Probablemente también sea porque no tienen la consciencia de qué tan rápido pueden mover su mano o la fuerza que pueden imprimir a un movimiento.

     

    Por eso el juego es tan importante, porque hace que tu hijo conozca su cuerpo y las cosas que puede hacer con el; y mucho más importante, le da autoestima pues sabe de lo que es capaz.

     

  2. La expresión corporal

    kidu-expresion-corporal

    La expresión corporal ayuda a tus hijos a mejorar la creatividad, la concentración y la atención. Los psicólogos y pedagogos lo llaman desarrollo audio-motor. En pocas palabras son canciones y bailes que les encantan a los más pequeños del hogar porque les permite descubrir movimientos nuevos, sonidos diferentes y sobre todo expresar lo que sienten.

     

    Por medio de estas actividades poco a poco los pequeñitos logran dominar por completo sus movimientos y logran identificar sus sentimientos. ¿Cuántas veces tu hijo ha hecho berrinches porque no sabe expresar lo que siente? Mediante estas canciones y bailes pueden aprender a comunicarse y mejorar sus movimientos.

     

    Además, estas actividades son súper divertidas porque despiertan su curiosidad, aprenden palabras nuevas, mejoran su pronunciación, controlan sus movimientos, estimulan su memoria y oído para desarrollar habilidades musicales.

     

  3. El dibujo

    kidu-dibujo

    ¿Sabes porqué a tus hijos les gusta dibujar? Les gusta dibujar porque inconscientemente trabajan lo que los profesionales llaman el aspecto visomotor. Tal vez tus hijos lleguen a casa con un dibujo de su familia que para ti sólo sean rayones con una crayola, pero, en realidad son los primeros trazos para lograr escribir.

     

    Tu hijo pasó un gran momento sentado en su sillita, platicando con sus amiguitos mientras dibujaba en esa hoja blanca que te entregó. Sin embargo, lo que su maestra sabe es que estaba estimulando la coordinación de su ojo con la mano que será indispensable en el futuro cuando comience a escribir.

     

    En Kidú nos enfocamos en desarrollar esta habilidad en tu hijo desde temprana edad ya que la coordinación del ojo con el resto del cuerpo da como resultado movimientos corporales precisos. Por ejemplo, para la escritura de números o letras se requiere del movimiento de los dedos en coordinación con la vista.

     

    Nosotros sabemos lo importante que son estos procesos para tus hijos, por eso respetamos el desarrollo natural de su crecimiento, si tus hijos corren más lento o saltan más alto que otros, no los presionamos porque sabemos que cada pequeñito crece a velocidades distintas.

     

    Kidú es ese lugar donde jugando tu hijo aprende y se desarrolla con juegos divertidos, materiales con gran colorido y conoce cada día algo nuevo de la mano de las amorosas maestras que, además de todo, los miman, cuidan y conocen tanto como tú.

kidu-Preschool-conoce

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar