¿Cómo mejora el kínder el aspecto socioemocional de tu peque?
La aventura de crecer
Comparte en:

¿Cómo mejora el kínder el aspecto socioemocional de tu peque?

El aspecto socioemocional le permite a tu hijo adquirir actitudes y habilidades para manejar sus emociones, construir su propia identidad y crear relaciones positivas consigo mismo y con los demás. Pero ¿cómo puede tener un mejor desarrollo en este aspecto de su ser?

 

Desde su nacimiento tu hijo ya tenía una necesidad y un deseo de conectar con las personas y objetos que le rodeaban. Por eso es clave potenciar esa capacidad intrínseca a través de la educación preescolar, mediante una formación pedagógica orientada al desarrollo integral, tal como sucede en Kidú Preschool.

Beneficios socioemocionales del kínder

La experiencia de socialización que se favorece a través de la enseñanza didáctica del kínder le ayuda a tu hijo a formar dos aspectos de su identidad que no están presentes en su vida familiar:

  • Su papel como estudiante, que a lo largo de su vida le permitirá aprender y ser parte de actividades sujetas a formas de organización y reglas específicas que deberá respetar.
  • Su participación en grupos de personas diferentes entre sí, que no tienen vínculos previos, con quienes tiene que convivir y llegar a acuerdos.

El desarrollo socioemocional está compuesto por distintas áreas interrelacionadas de desarrollo: interacción social, conciencia emocional y autorregulación.

 

Asimismo, el kínder fomenta en tu pequeño los sentimientos de confianza, seguridad, amistad, afecto y buen humor, los cuales abonan a su desarrollo emocional.

 

En ese sentido, la educación preescolar le otorga a tu hijo los siguientes beneficios socioemocionales:

  • Desarrollar capacidades para ser feliz consigo mismo y con los demás.
  • Sentirse eficaz y competente para lograr lo que se proponga a lo largo de la vida.
  • Mostrar empatía, atención y cuidado hacia los demás.
  • Persistir y tomar decisiones responsables y éticas ante situaciones retadoras.
  • Expresar los sentimientos y pensamientos de las maneras más socialmente apropiadas.
  • Aprender a calmarse cuando una emoción lo embarga.
  • Reconocer y comprender las razones y motivaciones de sus propios sentimientos y acciones.
  • Responzabilizarse por las consecuencias de sus actos.
  • Reconocer lo que, de manera progresiva, puede hacer sin ayuda, pero también saber pedirla cuando lo necesite.
  • Aprender a jugar: divertirse, tomar turnos, ayudar a sus amigos y contribuir a un ambiente alegre y sano.

Actitudes por grados

En general, los niños suelen manifestar las siguientes actitudes conforme van creciendo:

 

Nursery & Toddlers

  • No tienen control de sus emociones y conforme tratan de comunicarse se vuelven desafiantes.
  • Participan en juegos de simulación en los que imitan a otras personas o personajes.
  • Les interesa estar cerca de otros niños, pero es más probable que jueguen al lado de ellos que con ellos.

Kínder

  • Empiezan a mostrar y verbalizar distintas y complejas emociones.
  • Pueden confundir lo real con lo imaginario si participan en juegos de simulación.
  • Son cariñosos y amables de manera espontánea.
  • Comienzan a jugar con otros niños y a separarse de quien los cuida.
  • Sus cambios de humor están asociados a modificaciones en su rutina diaria o a no conseguir lo que desean.

Pre-First

  • Disfrutan jugar con otros niños y comienzan a ser más expresivos e independientes.
  • Ponen a prueba los límites que sus papás y maestras les marcan, pero también quieren agradarle a los demás.
  • Empiezan a sentir pena y a limitar sus actos si saben que no son los que se esperan de ellos.

Según cómo manifieste tu hijo las actitudes recién mencionadas, a partir de sus características personales, circunstancias familiares y talentos y áreas de oportunidad, el kínder puede crear estrategias que le ayuden a moldear su aspecto socioemocional.

El desarrollo socioemocional es individual

Es muy importante aclarar que cada niño desarrolla habilidades socioemocionales de un modo particular. Así que, más que cumplir con los estándares, tu hijo tiene que avanzar a su propio ritmo y con base en sus capacidades, siempre con el apoyo familiar y escolar.

 

En síntesis, la educación socioemocional en Kidú Preschool busca que tu hijo desarrolle y ponga en práctica herramientas fundamentales para generar un sentido de bienestar personal y colectivo mediante experiencias escolares personalizadas.

 

Así, mediante juegos, actividades, canciones y otras actividades lúdicas, tu hijo aprenderá a lidiar de forma satisfactoria con los estados emocionales impulsivos o aflictivos, de modo que conforme crezca podrá alcanzar sus metas y aportar al bienestar de su comunidad.

educacion-personalizada

 

Fuentes

“Aprendizajes clave para la educación integral. Educación preescolar: plan y programas de estudio, orientaciones didácticas y sugerencias de evaluación”. Secretaría de Educación Pública (SEP). 2020. Retomado de:

https://www.planyprogramasdestudio.sep.gob.mx/descargables/biblioteca/preescolar/V-j-EDU-SOCIOEMOCIONAL-EN-PREESCO.pdf

“Desarrollo socioemocional en los niños”. Crecer de colores. 21 de abril de 2020. Retomado de:

https://www.crecerdecolores.com/post/desarrollo-socioemocional-en-los-ni%C3%B1os

Morín, Amanda. “Habilidades sociales y emocionales a diferentes edades”. Understood. (s. f.). Retomado de: https://www.understood.org/es-mx/learning-thinking-differences/signs-symptoms/age-by-age-learning-skills/social-and-emotional-skills-what-to-expect-at-different-ages

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar