¿Cómo conciliar con mi hija adolescente?
Educando en familia consejos-para-ser-mejor-papa-categoria4
Comparte en:

¿Cómo conciliar con mi hija adolescente?

Cuando la conducta de nuestras adolescentes cambia suele ser como reacción ante situaciones en las que ella busca, de alguna manera, encontrar ayuda lo antes posible, aunque no lo acepten.

Nuestras jovencitas tienen una ávida necesidad de sentirse libres, mayores, maduras y tomar sus propias decisiones para romper el ideal que tenemos de ellas como niñas y dar sus primeros pasos a la juventud. El reto de nosotros como padres, es lograr guiarlas sin que se sientan invadidas y lidiar con su inexperiencia y ganas de comerse el mundo a solas.

 

El reto más grande de las adolescentes

El primer y más grande reto de las adolescentes es dominar y controlar sus propias reacciones. Cosa para la cual, debemos enseñar a nuestras jovencitas la virtud de la templanza.  

 

Debemos enseñarle esta virtud de Dios porque aunque tengamos mujercitas con un alto grado de inteligencia y un gran corazón, al ser adolescentes y poseer aún un carácter primario, pueden soltar el timón de su vida ante una frustración o ante un dolor repentino y sentirse inesperadamente poco amadas o despreciadas y se dejan llevar por la impulsividad.

¿Cómo tratar a tu hija adolescente?

Ante estas reacciones es muy importante seguir una pauta de actuación racional y sistemática que impida que los padres se dejen arrastrar por los efectos de la tormenta.

  • Trata de calmar la tensión con una mirada, un abrazo, una palabra de consuelo, sin dar importancia a las palabras o los malos modos de tu hija.
  • Elige frases que dejen a tu hija desahogar la frustración, sin cuestionar sus razones o sentimientos.
  • Hazle saber que es importante intentar calmarse para actuar de forma más coherente y hacerle ver que ese tipo de reacciones lo único que hacen es dañarla y destruir la relación familiar sin solucionar el verdadero problema.  
  • Ayúdale algunas horas después, cuando se haya calmado, a pensar acerca de la raíz de su enfado. Puede ser una larga conversación en la que poco a poco irán aflorando motivos, al principio superficiales, luego más profundos. El origen se situará sorprendentemente en ocasiones en un hecho mínimo ocurrido hace días que le tenga “atascado” en pensamientos negativos.
  • Usa frases de expresiones como “sé cómo te sientes y lo que eso significa para ti, me imagino lo que eso puede molestarte” es de gran ayuda para el adolescente. Si en algún momento se comparte alguna frustración personal por cosas pequeñas, ella se sentirá que tienen empatía y tendrá las fuerzas para salir adelante.
  • Lleguen a conclusiones ¿de qué sirve que hayan hablado horas si no concretaron nada? Ayúdale a expresar los motivos de sus enfados, a conocerse, y a empezar a sustituir los enojos por acciones útiles y beneficiosas para ella y los demás.

La adolescencia es una transición retadora tanto para las hijas como para los padres, por ello, en el Colegio Fontanar, somos una secundaria y preparatoria para niñas especializados en el desarrollo y formación de nuestras jovencitas.

 

Te acompañamos en este duro pero amoroso momento de acompañamiento de tus jovencitas, donde mediante sesiones de preceptoría a lo largo del año nuestras especialistas en desarrollo DAIP (Desarrollo Armónico e Integral de la Persona) platican con las familias sobre la evolución y progreso de las mujercitas.

 

De esta forma, juntos, podemos atender las necesidades de nuestras adolescentes para llevarlas de la mano en esta transición de niñas a jóvenes de forma agradable a los ojos de Dios.

Colegio-Fontanar-conoce-mas

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar