Las cinco C de la vida saludable
Educando en familia consejos-para-ser-mejor-papa-categoria4
Comparte en:

Las cinco C de la vida saludable

En el contexto actual se ha modificado la percepción de la salud porque la pandemia ha causado que, por ahora, lo más importante sea no estar contagiado de Covid-19.

 

Antes de la contingencia sanitaria la salud era entendida como el equilibrio entre los diferentes sistemas de nuestro cuerpo y su interacción con el ambiente.

 

Durante un año dicha interacción se ha pausado o al menos reducido de manera drástica, por lo que no hemos podido lidiar de forma social con las angustias existenciales de la vida diaria.

 

Entonces ¿cómo podemos permanecer saludables durante y después del confinamiento? Manon Vachez, especialista en prevención y tratamiento de adicciones, comparte cinco tips para tomar decisiones informadas que favorezcan nuestra salud integral.

1. Conectar

La mayor parte de las relaciones actuales se dan a través de una pantalla porque es el modo más seguro de protegernos los unos a los otros. Sin embargo, estar cara a cara con otra persona es importante porque:

  • Desde bebés aprendemos comunicarnos y sentir empatía por los demás a través de sus gestos, señas y muecas, los cuales captamos mediante las neuronas espejo.
  • Así sabemos a quién le importamos.
  • Nos ayuda a entender a la persona con la que estamos hablando, ya que la percibimos tan real como nosotros.
  • La comunicación es más directa.

Por tales motivos tenemos que hacer, poco a poco, una desintoxicación virtual conforme la pandemia continúe disminuyendo.

2. Contribuir

En nuestra sociedad es común que se desperdicien los recursos, por eso es importante que cada persona se pregunte qué está haciendo al respecto y cómo puede ayudar a mejorar esta situación. Contribuir en lo colectivo es clave para alcanzar una salud plena: comparte lo que tienes, sabes y haces.

 

No obstante, para ello necesitamos salir de la zona de confort de los estímulos inmediatos, a fin de valorar otras actividades que nos ayuden a producir serotonina (como la sonrisa), neurotransmisor del cerebro que nos ayuda a regular nuestro comportamiento social.

 

De ahí que sea tan necesario vincular nuestra parte afectiva con el intelecto y la espiritualidad, a fin de reconocernos como individuos para luego reconocernos como parte de una comunidad, de una sociedad y de un Planeta.

3. Cuidar

Existen actividades que son vitales para mantener una buena salud:

  • Realizar ejercicio o actividad física. Aunque al principio generan estrés, a mediano plazo brindan beneficios tanto corporales como mentales, especialmente cuando se convierten en un hábito.
  • Dormir entre 7 y 9 horas, para lo cual ayuda respetar un horario y no usar un dispositivo electrónico antes de acostarse.
  • Orar y meditar para aprender a escucharnos, revisar nuestros actos y tener fe en actos más grandes que no están en nuestras manos.
  • Agradecer los esfuerzos implicados para que sucedan las cosas cotidianas de la vida.
  • Jugar solo o en familia sin que esté de por medio una pantalla.
  • Estar en contacto con la naturaleza, así sea a través del arte.

4. Cocinar

Aprender a cocinar es importante porque nos permite tener mayor control de lo que comemos, parte esencial para mantener una salud plena. Por ejemplo, podemos evitar azúcares, alimentos sintéticos y bebidas estimulantes que lejos de nutrirnos alteran nuestro organismo.

 

Al cocinar no sólo podemos elegir una dieta variada, también contribuimos a las labores del hogar y brindamos un servicio afectuoso a quienes comparten los alimentos con nosotros.

5. Confrontar

Aunque algunos aspectos de la salud parecen estar en pausa, este contexto es ideal para analizar la realidad, a fin de modificar situaciones que afectan nuestra salud. Entre todos tenemos que reflexionar por qué pasó esta contingencia y qué podemos aprender al respecto.

 

Además, cada persona tiene que evaluar si su conducta corresponde con los valores que conoce y le han inculcado. De ese modo seremos capaces de actuar en consecuencia y ser agentes directos de los cambios que nos gustaría ver en el mundo.

 

En el Colegio Fontanar contamos con un protocolo de seguridad para que tu hija regrese a clases de manera segura. Conoce más al respecto aquí.

educacion_peresonalizada_fontanar

Fuente

“Tener vida saludable, antes y después del confinamiento”. Colegio Álamos. 14 de enero de 2021. Retomado de: https://youtu.be/aZ3YSdQXphs

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar