¿Por qué es importante desarrollar inteligencia emocional?
Educando en virtudes consejos-para-ser-mejor-papa-categoria1
Comparte en:

¿Por qué es importante desarrollar inteligencia emocional?

La adolescencia es una etapa en la que se suscitan muchas emociones, derivadas de los cambios biológicos, y quién mejor para entender y orientar a tu hija adolescente que tú que ya pasaste por eso.

 

Para tales efectos es importante que acompañes a tu hija en el desarrollo de habilidades que le permitan disfrutar de este momento de su vida y, posteriormente, convertirse en una mujer alegre y capaz de lograr lo que se proponga.

 

En específico, tu hija tiene que desarrollar su habilidad para percibir, valorar y expresar emociones con exactitud, así como para generar sentimientos que faciliten la comprensión personal y colectiva. De esa forma tendrá inteligencia emocional y podrá afrontar cualquier reto que la transición de niña a mujer le planteé.

 

<< ¿Cómo formar buenos hábitos antes de la adolescencia? >>

 

Dimensiones de la inteligencia emocional

El desarrollo de competencias emocionales es vital para que tu hija se convierta en una persona responsable que sepa trabajar en equipo y alcance un estado sostenido de bienestar personal.

 

¿Y cómo puedes apoyarla para lograr ese objetivo? Motívala a trabajar en las cinco dimensiones de la inteligencia emocional:

  • Conciencia emocional. Es la capacidad para reconocer las emociones propias y ajenas, así como la perspicacia para captar el clima emocional en un contexto determinado.
  • Regulación emocional. Es la capacidad de sentir una emoción, hacer conciencia de ella y, en consecuencia, actuar de una forma sensata y acorde a cada situación.
  • Autonomía emocional. Está compuesta por un conjunto de capacidades destinadas a la responsabilidad personal: autoestima, actitud positiva ante la vida, pensamiento analítico, autoeficacia personal y capacidad para pedir ayuda.
  • Competencias sociales. Son las habilidades que permiten mantener buenas relaciones con las otras personas, a fin de velar por el bienestar colectivo. Para ello hay que ejercitar la comunicación efectiva, el respeto, la asertividad y la tolerancia.
  • Competencias para la vida y el bienestar. Son aquellas a través de las cuales se adoptan comportamientos apropiados y responsables al momento de experimentar problemas personales, familiares, escolares y sociales.

 

Áreas de oportunidad

Mediante las dimensiones emocionales recién expuestas tu hija puede fortalecer valores muy particulares en aspectos ligados a la construcción de su identidad personal:

  • Autoconocimiento: autoestima, conciencia emocional y autoconfianza.
  • Autorregulación: integridad, autocontrol, responsabilidad y adaptabilidad.
  • Automotivación: compromiso, optimismo e iniciativa.
  • Empatía: comprensión y asertividad.
  • Habilidades sociales: liderazgo, comunicación, escucha activa y colaboración.

 

Todos estos valores le brindan a las adolescentes la posibilidad de sostener vínculos sanos en términos escolares, familiares, espirituales, sociales y afectivos. Y con una base emocional sólida también pueden fijarse metas claras y aumentar sus niveles de productividad.

 

Además, las adolescentes que conocen y dominan sus emociones adquieren la capacidad de mejorar sus niveles de seguridad y confianza para afirmar su papel en el mundo, lo que a su vez disminuye sus niveles de estrés social.

 

Emoción inteligente

De acuerdo con la Teoría de las Inteligencias Múltiples, las competencias emocionales inciden hasta en un 80 % en el éxito personal. Esto indica que a tu hija no le es suficiente con desarrollar sus habilidades cognitivas si quiere tener una vida plena y virtuosa.

 

Mediante el desarrollo de las competencias emocionales tu adolescente no sólo mejorará su desempeño escolar, que en sí mismo es muy importante, sino también podrá salir avante de situaciones emocionalmente difíciles, sin importar el ámbito social en el que se le presenten.

 

Por último, cabe enfatizar que las emociones y, por lo tanto, las estrategias para procesarlas se pueden aprender. la institución educativa debe promover el desarrollo integral de la persona, en el que la dimensión emocional es esencial.

 

En el Colegio Fontanar tu hija desarrolla sus habilidades y talentos en un ambiente que es una extensión del hogar, puesto que nuestro proyecto formativo considera los ámbitos familiar y escolar para modelar el proyecto de vida de cada alumna.

 

perceptorias_fontanar

 

Fuentes

Albendea, Cristina. “La inteligencia emocional en la adolescencia”. Emotiva CPC. 24 de agosto de 2017. Retomado de: https://emotivacpc.es/la-inteligencia-emocional-en-la-adolescencia/

 

Ezeiza, Beatriz, et. al. Inteligencia emocional. Educación secundaria obligatoria. 12-14 años. Gipuzkoa. (s. f.). Retomado de: https://www.orientacionandujar.es/wp-content/uploads/2015/11/Programa-Inteligencia-Emocional-Secundaria-12-14-a%C3%B1os.pdf

 

Pérez, Nuria. Necesidad de desarrollo emocional en la adolescencia. Universitat de Barcelona. Mayo-junio de 2015. Retomado de: http://www.ub.edu/grop/wp-content/uploads/2014/03/2015-Necesidad-de-desarrollo-emocional-en-la-adolescencia-091011.pdf

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar