¿Cómo criar niños felices?
La aventura de crecer
Comparte en:

¿Cómo criar niños felices?

Cuando nos preguntan a los padres qué es lo que más queremos para nuestros hijos, sin duda alguna, la respuesta común es “que sean felices”. Hay mucha información sobre cómo criar hijos exitosos e inteligentes, pero hay muy poco sobre cómo formar niños felices y aquí te daremos algunos consejos.

Los niños más felices tienen más probabilidades de convertirse en adultos exitosos, para ello, en Kidú Preschool te compartimos algunas acciones que ayudan a nuestros niños a ser los más felices en Querétaro.

 

1. Sé feliz tú primero

¿Cómo puede ser y comportarse como algo que no conoce? Los niños aprenden más del ejemplo que de la palabra, por ello, es importante que te vea a ti primero siendo feliz, riendo, disfrutando de los momentos con la familia y los amigos.

 

Cuando mamá y papá están bien, todo lo demás también lo está. No hay nada más tranquilizador que escuchar a mamá reír o que ver a papá disfrutando. Es una paz indescriptible que permite tener la paz necesaria para enfocar la energía en aprender, explorar y descubrir el mundo.

 

Los neurocientíficos creen que escuchar a otra persona reír desencadena neuronas espejo en una región del cerebro que hace que los oyentes sientan que ellos mismos se están riendo.

2. Mantenlo cercano a Dios

Pon a Dios y su voluntad en el centro de su vida. Que sea Dios el peso que atraiga su corazón y que le dé la certeza que es Él quien nunca lo dejará solo o sola y que siempre le tomará la mano en los momentos más difíciles.

 

Dice en Mateo: 28:20 “Por mi parte, yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” y con esa promesa, podrá vivir las pruebas de este mundo con mayor templanza y menor sufrimiento.

 

Las virtudes de Dios también lo harán convivir con el mundo de una forma más amorosa y pacífica, la templanza, el amor al prójimo, la lealtad, la justicia, la honestidad le darán la guía para vivir en este mundo terrenal de una forma digna ante los ojos del Señor.

3. Déjalo que juegue

El juego para los niños es la forma en la que descubren y aprenden del mundo y es fundamental para su crecimiento. Este tiempo de juego no se reemplaza por los juegos en línea, porque solo saliendo a explorar la naturaleza, brincando, saltando, etc., es que aprenderá del mundo y sus capacidades propias.

 

Es necesario que reserves tiempo de juego para tus hijos, incluso dejarlo sin juguetes o sin salir al patio, simplemente dejarlo “aburrirse” para que eche a volar la imaginación, tan importante para su vida diaria.

4. Espera esfuerzo, no perfección

Elogia el esfuerzo, no la habilidad. Al final, muchas habilidades pueden desarrollarse a través de la práctica, pero practicar sin esfuerzo no dará muchos frutos. Se aprende más del esfuerzo realizado al hacer las cosas, aunque no hayan tenido el mejor resultado.

 

Cuando elogiamos a los niños por el esfuerzo y el trabajo arduo que los lleva al logro, quieren seguir participando en ese proceso. No se desvían de la tarea de aprender por la preocupación de hacerlo bien o no, simplemente quieren aprender algo nuevo.

5. Desarrolla su autoestima

¿Cómo hacerlo? Comienza por identificar objetivamente cuáles son sus fortalezas y debilidades y ayuda a trabajarlas con paciencia y con amor. Presta atención a lo que tu hijo hace bien y disfruta. Asegúrate de que tu hijo tenga posibilidades de desarrollar éstas fortalezas y trabajar sus áreas de oportunidad.

 

Para ello, puedes apoyarte de su kínder y elegir uno que tenga actividades after school donde pueda desarrollar más habilidades motoras, intelectuales y sociales que le ayuden a fortalecer su autoestima. Es importante también, mantener una comunicación cercana con su colegio para que juntos puedan identificar y trabajar estas fortalezas y debilidades.

 

En Kidú Preschool contamos con preceptorías que son entrevistas que tenemos con los papás para conocer los puntos fuertes y no tan fuertes de los niños, de tal forma que, juntos trabajaremos para que crezcan en cada aspecto de su vida.

 

<<¿Qué son las preceptorías de Kidú Preschool? >>

 

Además, nuestro programa de neurodesarrollo fomenta esta y otras habilidades por medio de actividades auditivas, neuromotoras y visuales, haciendo que aprenda mientras se divierte.

 

<< Conoce el programa de neurodesarrollo de Kidú Preschool >>

kidu-Preschool-conoce

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidú
Álamos Fontanar