Te ayudamos a entender a tu hija adolescente
Educando en familia consejos-para-ser-mejor-papa-categoria4
Comparte en:

Te ayudamos a entender a tu hija adolescente

Crecer es sinónimo de cambios y adaptación, la adolescencia es un ejemplo de ello. Esta etapa sigue a la pubertad y es la transición de la niñez a la vida adulta entre l os 12 y los 18 años. Las adolescentes comienzan a ser protagonistas de su propia vida, pero como padres tenemos que aprender a conocerlas y entenderlas para saber cómo guiarlas.

 

Para las adolescentes todo es nuevo, desde su cuerpo, los afectos, la inteligencia, las relaciones y el modo en que vive su libertad. Si tanto padres como educadores podemos prever estos cambios, tendremos más oportunidades de acertar en la educación de las niñas.

 

Aquí te compartimos los cambios que enfrentará tu hija en distintos aspectos para que sepas entenderla. 

Aspecto físico

Tu hija observará cambios notables en su cuerpo propios de su género y que la distinguirán de los varones. En esta etapa las niñas pueden crecer un poco más rápido en comparación de los hombres y tal vez, su altura y peso se descompensen.

 

Se sentirá un poco deshabituada a su nuevo cuerpo por lo que puede requerir de un periodo de adaptación. En esta etapa suelen tropezarse o golpearse accidentalmente porque han crecido y no saben calcular la dimensión de los espacios respecto de su cuerpo.

 

Es importante enseñarles las diferencias entre el amor y la sexualidad, así como enseñarles como expresar sus sentimientos de forma y en el momento correcto.

Aspecto emocional

El aspecto afectivo de las adolescentes es inestable y tienen cambios bruscos de humor, todo ello debido a la aparición de las hormonas. No saber qué le está pasando emocionalmente, ni cómo comprender las reacciones de los demás, les desconcierta y les hace sufrir doblemente, manifestándolo a veces de maneras incorrectas, como con impulsividad o retraimiento.

 

En estos momentos tu hija necesita de autoafirmación, seguridad y contención de su familia. Si los padres y los profesores nos ganamos la confianza de nuestras adolescentes, muy probablemente se sentirán con la apertura de contarnos sus sentimientos e intimidad para ayudarlas.

Aspecto intelectual

Pasarán de la inteligencia lógica y concreta a una inteligencia abstracta y así logra un entendimiento de la realidad mucho más profunda. El pensamiento comienza a independizarse de la imaginación, y la memoria mecánica se sustituye por una nueva, lógica y discursiva, que la va a necesitar académicamente.

 

No aceptan con facilidad las ideas ajenas, incluso la de los padres, sin importar que sean mejores o peores, pueden, simplemente descartarlas porque no son de ellas propiamente. Es importante mantenernos cerca de ellas para dialogar y discutir sus ideas para fundamentar su proyecto de vida.  

Aspecto volitivo

Este aspecto se refiere a la libertad y en la adolescencia las niñas comienzan a ser más autónomas. Ahora, aquellos hábitos que antes se hacían de forma mecánica porque mamá o papá así lo indicaban, tendrán que trabajarse para convertirse en virtudes que la propia adolescente por voluntad quiera integrar a su vida.

 

<< Las virtudes en la educación de tu hija >>

 

Todas las etapas de la vida son maravillosas si la familia nos acompaña en ellas. En el Colegio Fontanar sabemos de la importancia y el impacto que puede tener la familia en la vida de nuestras alumnas, por ello, buscamos ser un aliado por medio de nuestras preceptorías para que las familias logren el proyecto formativo que tienen pensado para su hija.

 

Nuestras preceptorías son el acompañamiento necesario para que en equipo, colegio y familia logremos potenciar las habilidades y virtudes de las niñas y creemos un plan de acción para mejorar sus áreas de oportunidad.

Colegio-Fontanar-conoce-mas

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar