¿Por qué son importantes las competencias emocionales en el colegio?
Educando en familia consejos-para-ser-mejor-papa-categoria4
Comparte en:

¿Por qué son importantes las competencias emocionales en el colegio?

Las competencias emocionales dentro del salón de clases pueden convertirse en un factor que haga toda la diferencia a la hora de alcanzar las metas y objetivos de su vida, y ahí, radica su importancia. 

¿Qué es una competencia?

Existe una definición de competencia que escribió el catedrático de orientación psicopedagógica Rafael Bisquerra Alzina y la Doctora en Ciencias de la Educación Núria Pérez Escoda que logra transmitir muy claro lo que es una competencia en el salón de nuestras hijas:  

 

 “Una competencia es la capacidad de movilizar adecuadamente el conjunto de conocimientos, capacidades, habilidades y actitudes necesarias para realizar actividades diversas con un cierto nivel de calidad y eficacia.”

Sobre las competencias emocionales y su importancia:

Existen muchos tipos de competencias, como la competencia social, personal, técnica, profesional y otras; sin embargo, el Informe Delors (UNESCO 1996) reconoce que las competencias emocionales son un complemento indispensable en el desarrallo del aprendizaje de tu hija, así como en la prevención de conductas de riesgo que pueden desorientarla de llevar una vida virtuosa, ya que muchos problemas tienen su origen en el ámbito emocional.

 

La educación emocional tiene como objetivo ayudar a las personas a descubrir, conocer y regular sus emociones e incorporarlas como competencias. Estas competencias proveen de recursos para controlar las emociones en situaciones de tensión; para afrontar los retos profesionales con mayores probabilidades de éxito, autocontrol y bienestar; para conseguir un desarrollo pleno de la personalidad; un mayor conocimiento de ella misma; para prevenir y para superar estados de ánimo negativos. 

 

Muchos de los problemas de nuestras niñas y jóvenes tienen mucho que ver con el "analfabetismo emocional”. Las jovencitas incapaces de dominar su inteligencia emocional tienen relaciones familiares y escolares conflictivas que les impiden tener un desarrollo armonioso de su persona. 

 

<<¿Cómo logramos en Fontanar una formación integral? >>

 

La educación emocional es un proceso educativo, continuo y permanente para potenciar el desarrollo de estas competencias, como uno de los cimientos para el desarrollo integral de tu hija, y con objeto de capacitarla para afrontar mejor los retos que se le plantean en la vida cotidiana.

 

Por ejemplo, un reto para el que estás preparando a tu hija es para abrirse camino en el campo laboral, y aunque las habilidades técnicas e intelectuales son importantes, los caza talentos ya las dan por hecho. Ahora lo que buscan son personas con habilidades emocionales como:

  • Tener iniciativa.
  • Ser empática.
  • Adaptabilidad. 
  • Persuasión.
  • Tener control de las emociones.
  • Manejo de crisis.
  • La confianza en uno mismo.
  • La motivación para trabajar para la consecución de un objetivo.
  • Saber escuchar y comunicarse oralmente.
  • La persistencia ante las dificultades.
  • Trabajo en equipo.
  • La habilidad para negociar ante el desacuerdo.
  • Tener potencial para el liderazgo, entre otras.

Intelecto vs emociones 

El psicólogo Daniel Goleman, creador del libro más vendido sobre este tema, "Inteligencia Emocional, por qué es más importante que el cociente intelectual" dice que el cociente intelectual no determina quien va a triunfar o fracasar en la vida. Tal vez tengas un amigo o amiga muy inteligente pero que parece que simplemente no le va bien en la vida y sólo puedes pensar en lo desafortunado que es y lo injusto que te parece eso. 

 

Probablemente la respuesta sea que sí, es muy inteligente pero el mal manejo de sus emociones ha derivado en una serie de malas decisiones que lo tienen en un lugar poco favorecedor. De hecho, algunos estudios han llegado a la conclusión de que el éxito en el colegio depende un 80% de la inteligencia emocional y un 20% del coeficiente intelectual.

 

Como papás debemos preocuparnos de la educación intelectual de nuestras hijas, pero también debemos preocuparnos por nutrir su espíritu, inculcándoles virtudes que las guíen por una vida agradable a los ojos de Dios y que las aleje de tomar malas decisiones a lo largo de su vida. 

<< La importancia de crecer con virtudes >>

 

Para ello es importante elegir un colegio con una educación integral, tanto en su vida académica, como en la social, deportiva, artística, espiritual y afectuosa; además es indispensable que el colegio sea cercano y cuente con profesionales en el desarrollo armónico de la persona para que te acompañen en el proceso de educar a tu hija. 

 

El Colegio Fontanar es un colegio para niñas con inspiración Católica, por lo tanto, inculcamos virtudes como la templanza, el compañerismo y la empatía en nuestras niñas, lo cual las ayuda a formar sus competencias emocionales dentro y fuera del aula. Además, con nuestros programas de preceptoría logramos crear un trabajo en equipo entre familia y escuela para formar a niñas y jóvenes felices y convencidas del lugar al que quieren llegar en la vida. 

Colegio-Fontanar-conoce-mas

Comparte en:
Iter Grupo Educativo Kidu
Alamos Fontanar